viernes, 3 de noviembre de 2017

GASTRORAIL


Hace tiempo que teníamos pendiente hablaros de un curioso restaurante llamado GastroRail que se esconde en el interior del fabuloso Museo del Ferrocarril de Madrid, al que si todavía no habéis tenido ocasión de ir, os recomendamos que lo hagáis.
 
Entre el clima mágico que forman los distintos vagones de tren de nuestra historia del ferrocarril, dos de ellos, que pertenecieron a la Compagnie Internacional des Wagons-Lits (impulsores del famoso Orient-Express), han sido delicadamente reformados conservando sus materiales originales y habilitados uno como restaurante y otro como cafetería. Toda una experiencia para que sintáis como  Cary Grant y Eve Marie Saint en la película de Con la Muerte en los Talones.


Se accede por una escalerilla de metal directamente a la cafetería, que tiene mucho encanto, con maletas antiguas distribuidas por el espacio  y una barra bonita de madera. Aunque lo realmente impactante se encuentra en el siguiente vagón, con maderas nobles y un claro estilo art decó que te transporta inmediatamente a los años 30. Todos los detalles están cuidadosamente elegidos, la vajilla, mantelería, cristalería e incluso los pequeños jarrones que decoran las mesas.
 
El vagón restaurante tiene unas diez mesas para cuatro y dos comensales, pero al final del mismo existe un anexo para grupos de hasta 10 personas.

 
El servicio fue muy agradable. Se notaba la gran experiencia en todos los sentidos del catering al que pertenecen, destacando especialmente la profesionalidad y rapidez del personal. También es verdad que estábamos solas en el vagón, así que toda la atención del servicio era para nosotras (no podemos hablaros demasiado del ambiente que podréis encontrar en Gastrorail...)


La carta es breve y corre a cargo de Vilaplana Catering. Tiene una sección para compartir, con clásicos que no fallan como el jamón ibérico o las anchoas de Santoña y otra serie de tapas y para completar, ofrecen también entrantes y principales compuestos por dos carnes y tres pescados.  Probamos:
  • Burrata de Bufala con pesto de hierbabuena, nieve de Mahón curado y emulsión A. O. V. E.
  • Lubina al horno con risotto de trigo y chirriones en tinta con lechuga de mar.
  • Corte de costilla de ternera "Angus" en jugo de fricandó con notas balsámicas. 
  • Tiramisú en copa
El precio por persona con vino es de 40€.

 
EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 7/10: Gastrorail es un lugar perfecto para cuando busquéis una experiencia gastronómica distinta en un sitio verdaderamente especial. Un restaurante distinto a cualquiera que estéis acostumbrados, con una comida muy correcta, quizá no para ir todos los días pero si de vez en cuando. Por si además queréis completar la experiencia, la vista al museo del Ferrocarril merece bastante la pena. Os lo recomendamos absolutamente.
 

GRASTRORAIL
Paseo de las Delicias, 61 (Delicias)
28045 Madrid
Tel. 638601568

Fotos Mad Queens y Museo del ferrocarril

viernes, 20 de octubre de 2017

MADAME SUSHITA


Desde que el Grupo Sushita se instauró en Madrid, no ha parado de crecer. Comenzaron con la elaboración de diferentes tipos de sushi para vender en córners de supermercados y cafeterías y ahora cuentan ya con una de las empresas más fuertes de comida japonesa de España. Hace pocos años se lanzaron a la aventura con el primer Sushita en Madrid y ahora ya cuentan con 4 locales (incluyendo a nuestro protagonista de hoy, Madame Sushita). 


El local, decorativamente hablando, es impactante. En primer lugar, una terraza de estilo más bien colonial y la entrada al restaurante, que parece una biblioteca. Queda clara la unión que buscaban entre un ambiente parisino tremendamente acogedor y una cocina japonesa rica que también fusiona oriente con occidente. Destacaremos su preciosa vajilla exclusiva para Madame Sushita, su espectáculo de showcoocking y Dj que hacen crecer el atractivo que ya provoca este restaurante.


El servicio fue muy rápido y agradable, no tenemos queja alguna. Aunque si pondríamos un pero bastante molesto, nuestra mesa estaba en el piso de arriba cerca de la escalera y salimos con un olor bastante considerable a fritanga, no entendemos que esto pueda pasar hoy en día...


Tanto la carta como la calidad de todo lo que probamos nos gustó bastante. La oferta de platos es extensa, y como os adelantábamos, hace un recorrido por la cocina japonesa, china, peruana y, en general, occidental pero con toques asiáticos. Así que cualquiera que sea vuestra preferencia culinaria, en Madame Sushita encontraréis opciones adecuadas. Nosotras elegimos:
  • Rollitos de pato crujiente con salsa Pekín (muy sabrosos)
  • Ceviche de lubina (muy fresco y con un pescado de calidad)
  • Nigiri de huevo de codorniz y chanquetes (espectacular, no dejéis de probarlo)
  • Nigiri de atún (buen corte y sabor)
  • Tempura de gambas rojas con chile dulce (muy original)
  • Nigiri de salmón (también un clásico bastante rico)
  • Mini-polos de fruta natural (le dan el toque dulce a la velada)
El precio por persona con vino está alrededor de los 40€, lo que puede aumentar si os lanzáis a probar los cocktails.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 7/10: Madame Sushita es un restaurante al que se puede volver con frecuencia, la gran variedad de su carta y su clima encantador, que te hace sentir como en casa, lo hacen más que apetecible (con la excepción del olor a fritanga, de lo que esperamos tomen nota para solucionar cuanto antes). Otro plus con el que cuentan es su terraza cubierta para disfrutar tanto en verano como en invierno. Nos han contado que tienen un servicio de de tocador y peluquería y unos cocktails de muerte ¿cómo no vamos a repetir?

MADAME SUSHITA
Paseo de la habana 15
28036 Madrid
Tel: 918315541
Web

Fotos: Facebook de Sushita café

viernes, 7 de julio de 2017

NUMA POMPILIO


Numa Pompilio, segundo rey de Roma, sucesor de Rómulo, conocido por su sentido de la justicia y su religiosidad es hoy el nombre del nuevo restaurante del grupo El Paraguas. Marta Seco y Sandro Silva han vuelto a dar con la clave del éxito abriendo un nuevo restaurante, un difícil reto superado, un italiano de calidad que se aleja de los manidos platos que ya conocemos.


Estamos seguras de que casi todos vosotros recordaréis el restaurante Iroco, antiguo huésped de Velázquez  18 , famoso por su maravillosa terraza. Pues bien, actualmente no queda ni una baldosa de lo que fue en el pasado. El estudio de Alejandra Pombo ha reconvertido el espacio en un lugar encantador, que puede parecer denso por la cantidad de ornamentos, por sus terciopelos y su tenue luz, pero la realidad es que te atrapa en un clima algo mágico capaz de trasladarte a una Italia lujosa y auténtica. 


El servicio es abundante, parece que el equipo llevaba un tiempo de entrenamiento de varias semanas antes de la apertura del restaurante, pero a pesar de ello parecen todavía desorientados, con poca coordinación entre ellos. Tuvimos que pedir a una de las camareras que hiciera el favor de servirnos el tiramisú de la misma manera genial que lo acababa de hacer el la mesa de al lado, no entendimos porque a unas mesas lo sacaban ya servido y a otras se lo elaboraban en la propia mesa. Un detalle feo que solventaron con rapidez, hay que reconocerlo.



La carta no es extensa, y se compone de platos italianos originales, escogidos con mimo y saliendo de los tópicos caducados de la cocina italiana de medio pelo. La calidad de la materia prima es evidente en cada uno de ellos. Las Queens elegimos:
  • Burrata con caponata vegetale (fresca y sabrosa)
  • Carpaccio de mosaico de gamba roja de Mazzara con encurtido de la bahía (nos encantó, fresquisímo y original)
  • Lasagna de Gennaro (una lasaña al horno de carne de caza buenísima)
  • Steak tartar de fassona piamontesa (esperábamos bastante más)
  • Tagliolo con almejas de carril y salsa verde (una pasta bien hecha con unas almejas de calidad)
  • Agnolotti de calabaza a la brasa y amarettis (quizá el plato más decepcionante)
  • Flores de calabacín con anchoas (ricas pero de textura un poco basta)
  • Tiramisú (espectacular, podríamos haber pedido dos mas)
El precio medio por persona no es barato, teniendo en cuanta que hablamos de cocina italiana pero de calidad, es de 65€ por persona con vino.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS ES 6,5/10: No se puede negar que Numa es en estos momentos uno de los restaurantes más de moda de la escena social y gastronómica madrileña, sus codiciadas mesas ya son muy difíciles de conseguir. Se trata de una mezcla que triunfa, ambiente excepcional, comida italiana y un lugar precioso (sobretodo la terraza). La nota no muy elevada se debe a que en las 3 o 4 visitas que hemos hecho al restaurante, el servicio ha decaído y la comida no nos ha parecido tan espectacular. Ya pueden tomar nota.


NUMA POMPILIO
C/ Velázquez 18
28001 Madrid
Tel. 916859719

Fotos: Mad Queens

viernes, 23 de junio de 2017

TAMPU

El nuevo inquilino del 13 de la calle Prim es el espectacular restaurante del cocinero Miguel Angel Valdiviezo, a quien los amantes de la cocina peruana conocen de sobra por su trayectoria en el anterior Tampu en el barrio de Prosperidad y su proyecto centrado en ceviches y anticuchos, la Cevicuchería, en la zona de Pacífico.
El traslado al barrio de Chueca ha servido para relanzar al estrellato al que probablemente sea uno de los mejores peruanos de Madrid, que visitamos hace unas semanas las Queens y del que hoy os lo vamos a contar todo.


El local está situado donde antes estaba el fallido Bla-Bla-Bla Bistro, pero al que han dado una vuelta enorme, reformándolo para crear varios espacios dando protagonismo y haciendo homenaje a la cultura indígena. El de la barra de la entrada, con espacio para comer cómodamente y probar cualquiera de sus excelentes cocktails (con preferencia, como es evidente, por el pisco sour).
Un segundo espacio incluye mesas altas y bajas en un ambiente más relajado y finalmente, está la parte más formal, con mesas bajas y un reservado para celebraciones más privadas. La decoración del local no nos entusiasmó en general, pero reconocemos que han dado un gran paso con respecto al anterior.


El servicio es bueno, desde que llamas para reservar intentan agradar al cliente y una vez en el sitio, nos recomendaron los platos perfectos para probar la esencia de Tampu. Aunque el tiempo de espera entre plato y plato fue mas largo de lo deseable.


La carta es extensa y tiene todo tipo de platos de la cocina peruana, muy apetecibles todos, pero nosotras nos decidimos por los siguientes:
  • Sanguchitos de chicharrón (exquisitos)
  • Ceviche clásico (buenísimo)
  • Ceviche verde (un poco picante y también muy bueno)
  • Ají de gallina (riquísimo)
  • Tequeños de pollo al wok (buenos también)
  • Tiradito de corvina (nos gustó pero mucho más el ceviche)
  • Lomo Saltado (muy bien)
El precio medio por persona es de 40€ con vino.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8/10: Sin duda Tampu es uno de los imprescindibles del Madrid peruano y creemos que han ganado mucho con su cambio a un barrio tan animado (gastronómicamente) como lo es el de Las Salesas. Nos ha encantado el ambiente y la cocina y lo vemos perfecto para ir en grupo a alguno de sus comedores o en pareja a la barra (aunque no tienen medias raciones y éstas son un poco grandes). Imprescindible la carta de cocktails y como os hemos recomendado, los pisco sour.


TAMPU
Calle Prim, 13 (Las Salesas)
28004 Madrid
Tel. 91 564 19 13
Web


Fotos: Tampu