viernes, 5 de enero de 2018

EL INVERNADERO DE LOS PEÑOTES


Antes de nada, las Queens queremos desearos un muy feliz año nuevo, lleno de sorpresas positivas, tanto gastronómicas como de otra índole.
Estas fechas tan señaladas que invitan a innumerables reuniones familiares y sociales, nos han hecho recordar un fantástico lugar, alejado del ajetreo del centro, donde poder disfrutar de una agradable experiencia en grupo o en solitario. Ese lugar se llama El invernadero de los Peñotes y ademas de tener un centro de jardinería especializada de 30.000 m2, cuenta con un precioso restaurante de cocina tradicional rica y muy cuidada.


El restaurante, fiel a su nombre, es un auténtico invernadero con inmensa luz natural y una exquisita decoración, que recuerda a una especie de jungla con mobiliario de estilo nórdico. Se divide en tres espacios, el primero de ellos se encuentra nada más entrar en el invernadero y consiste en un comedor informal con sillas de mimbre en el que reina sobre todo, la luz y la amplitud. El segundo espacio es el de la chimenea, con mesas altas y sofás que invitan a un aperitivo largo o una copa después de comer. Finalmente nos encontramos con el último espacio, más formal ya que no se permite la entrada a menores de 12 años. Disponen además de una sala de 200 m2 a la que llaman "sala polivalente", adaptable a todo tipo de eventos y el patio de los naranjos, que complementa perfectamente a cualquiera de sus espacios.


La carta del restaurante es bastante variada y completa, dentro de que no es una cocina innovadora, conserva la apuesta por la buena materia prima y buena cocina. Tienen platos para compartir como las clásicas croquetas de jamón, ensaladilla, boquerones, jamón ibérico, tortilla...  sus entrantes se centran principalmente en ensaladas y algunas verduras y para acabar con una variedad de carnes y pescados. Os contamos más al detalle lo que elegimos:
  • Croquetas de Jamón (íbamos con niños y fueron todo un éxito)
  • Salmón marinado con sorbete de tomate (fresco y rico)
  • Ensalada de asadillo de pimientos con ventresca (muy buena)
  • Tartar de atún rojo (nos gustó)
  • Lubina al tomillo con salsa de tomate (uno de los mejores platos)
  • Albondigas de pollo al curry con arroz salvaje (muy buen plato)
  • Medallon de solomillo al vino tinto (no estaba mal, pero fue lo que menos nos entusiasmó)
  • Panchineta (todo un acierto)
  • Tarta fina de manzana con helado de vainilla (muy rico, es un postre que solemos pedir siempre y no suele fallar)
El precio medio por persona es de 35€ con vino y postre. Los precios de la carta no son elevados y se pueden pedir medias raciones


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 7,5/10: El invernadero de Los Peñotes es de esos lugares donde pasar un domingo cualquiera, perfecto con familia o amigos, comer estupendamente e incluso terminar la jornada tomando una copilla. El centro de jardinería es espectacular, incluso aunque no seas un fan del oficio es simplemente impresionante, y no se queda atrás su tienda de regalos, de esas en las que te podrías comprar cualquiera. La gran ventaja del invernadero es para nosotras su extensión, que le permite manejar todos los espacios que ya os hemos comentado y adaptarse a cualquier situación (con niños, sin niños, con familia, con pareja...) Eso sí, es necesario coger el coche y salir un poquito de Madrid.


EL INVERNADERO DE LOS PEÑOTES
Carretera de Burgos, salida 12 A
28108 Alcobendas
Tel. 911385725(restaurante)911743643(eventos)
Fotos: Facebook de El invernadero de Los Peñotes

viernes, 22 de diciembre de 2017

TABERNA VERDEJO


Hoy os queremos hablar de un restaurante al que teníamos muchas ganas de ir desde hace mucho, pero que por h o por b, no hemos podido visitar hasta ahora.

Verdejo es un templo gastronómico al lado del Retiro en el que sus dueñas, Carmen y Marian, veneran la sencillez de una cocina en la que el producto es el absoluto protagonista y no hay espacio para las florituras, las fusiones o la cocina vanguardista (cosa que con tanta salsa y fusión asiática poco acertada y elaborada, se está olvidando bastante en los últimos tiempos...).


El espacio también se basa en la sencillez, es un local muy pequeño y con pocas mesas y se puede comer también en alguna mesa alta que tienen distribuida por el local. La barra, aunque también se puede comer en ella, no os la recomendamos, porque a priori nos pareció un poco incómoda.
El personal es atento y muy detallista, saben de comer y de beber la tira y las recomendaciones son impecables (hay mucho plato del día, así que os recomendamos que os dejéis guiar).



La carta es corta y concisa, como os hemos dicho, aquí no hay moderneces, sino calidad de materia prima bien tratada. Lo que nosotros probamos:
  • Mejillones en escabeche casero (imprescindibles los escabeches de la casa)
  • Pencas con bechamel (una exquisitez)
  • Setas de temporada con huevo frito (para morirse)
  • Lentejas (un plato de toda la vida con un acompañamiento de chorizo, morcilla y repollo buenísimos)
  • Pintada (muy buena aunque la ración un poco pequeña)
  • Merluza (también un plato buenísimo)
  • Tarta de limón (sabor buenísimo)
  • Tarta de chocolate amargo (muy consistente, para repetir)
  • Pannacota (nos gustó bastante)
El precio con vino, postre y copas está sobre los 50-55€


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 8,5/10 La comida de Taberna Verdejo nos ha parecido riquísima, es más, de lo mejor que hemos probado en bastante tiempo, nos preguntamos porqué hemos tardado tanto en conocerlo y, si conseguimos mesa, repetiremos pronto. El precio no es barato, pero el producto que utilizan es tan de primerísima calidad que, en nuestra opinión, merece mucho la pena. No dejéis de probar sus escabeches y sus verduras de temporada, dominan su preparación como nadie. Como punto negativo diremos que el local no es cómodo para mesas grandes, más preferible para cenas de unas 2-4 personas. Les deseamos muchos éxitos.

TABERNA VERDEJO
C/ Espartinas, 6 (Barrio de Salamanca / Retiro)
28006 Madrid
Tel. 910 11 22 48

Fotos: ABC, Vanitatis y Facebook Taberna Verdejo

viernes, 15 de diciembre de 2017

SR. ITO

Los que hayáis conocido los primeros japoneses de Madrid, antes de que se pusieran de moda, seguramente eráis asiduos de Samurai, un restaurante de aspecto bastante normal en la Cuesta de Santo Domingo, pero con una comida bastante especial. Pues bien, al frente de la sala de Samurai estaba Iban González, que en compañía de otros socios, ha decidido embarcarse en la nueva aventura de Sr. Ito el nuevo hot spot gastronómico del barrio de Chueca.
 

El local, aunque abusa algo de la estética industrial-provenzal, ya bastante vista en muchos locales en Madrid, es agradable. Tiene dos espacios, la parte de arriba con mesas grandes y una barra en la que se puede comer (más animado) y la parte de abajo, que es más íntima y hasta romántica. Personalmente, nos quedamos con la de arriba por su animación, en general no nos emocionan los sótanos.


El servicio es encantador y atentísimo, domina a la perfección su oferta gastronómica y merece la pena dejarse recomendar por ellos, los que nos indicaron fueron todo un acierto.

El día que nosotras fuimos, que era un viernes, no cabía un alfiler (sobretodo en la parte de arriba) y las mesas dieron varias vueltas. El ambiente en general nos gustó.


La carta es variada y muy original, mezcla la cocina japonesa con platos tradicionales españoles y consta de entradas, gyozas, baos, platos calientes y, como no, nigiris y makis. Nosotras escogimos:
  • Sunonomo Sr. Ito (ensalada de algas muy buena)
  • Tartar de atún picante y huevo roto (riquísimo)
  • Gyozas de rabo de toro y otras de puchero malaguita (exquisitas)
  • Gunkan de pez mantequilla, trufa y huevo de codorniz (buenísimo)
  • California roll (muy original, con langostino tigre, piparra y guacamole)
  • Pollo teriyaki (rico, rico)
El precio por persona es de unos 45€ con vino y postre.


EL VEREDICTO DE MAD QUEENS: 7,5/10 Podemos decir que  la originalidad de la oferta gastronómica de SrIto nos ha ganado: mezclas fusión, unos sabores en sus platos realmente originales y un trato genial de su personal, hacía bastante que la comida de un sitio no nos sorprendía y eso nos encanta a las Queens. Por poner una pega, el sitio de arriba, que es el que más nos gustó es un poco pequeño y la parte de abajo se ve bastante desangelada. Nos gustó el detalle de la decoración a base de obras de artistas que van cambiando cada poco tiempo.


SR ITO
C/ Pelayo, 60 (Chueca)
28004 Madrid
Tel. 910 81 66 15
Web

Fotos: Facebook de Sr Ito

viernes, 1 de diciembre de 2017

LAS CHICAS, LOS CHICOS Y LOS MANIQUÍS



Los gurús de la gastronomía barcelonesa, los Hermanos Iglesias, autores de éxitos como Rías de Galicia o de proyectos junto a los Adriá como Tickets o Pakta, se han embarcado en la nueva aventura de nombre y estética ochentera que se ubica en los bajos del nuevo Hotel Axel, Las Chicas, Los Chicos y Los Maniquís. Una bocanada de aires nuevos llega a la zona de Atocha.


El local es un homenaje total a la década de los ochenta y su colorido y estética kitsch transporta a los clientes a cualquiera de las películas de Almodóvar en esa época (particularmente a nosotras nos recordó a Mujeres al borde de un ataque de nervios...). Una barra para picar en los taburetes con vistas a una cocina abierta y varias mesas distribuidas por los diferentes espacios que componen los bajos del Hotel. También tienen reservados como para unas 8-10 personas, que pueden ser buena opción para cenas de grupo en estas fechas.


El servicio es amable y muy cercano, con bastante gracia y acertados en las recomendaciones de comida y bebida. Conviene fiarse de ellos.

El ambiente del local es diverso, compuesto por clientes del hotel y algún grupo proveniente del exterior, aunque os reconoceremos que en nuestra visita estaba bastante vacío (y era viernes). El exceso de luz blanquecina, que aunque ayuda a avivar los colores desfavorece totalmente a la creación de un clima acogedor, fue otro componente más a esta sensación de restaurante algo frío. Como lanza a su favor diremos que la música de los 80 perfectamente elegida paliaba en cierta medida dichas sensaciones.


La carta tiene un formato ideal para compartir platos entre varios: conservas, aperitivos, boquerones en vinagre y otras delicias del "Vermut madrileño", tapas variadas y un apartado para las carnes y los pescados. Lo que nosotras escogimos:
  • Croquetas de jamón (con una bechamel muy cremosa)
  • Patatas bravas (nos gustaron, pero nuestro listón está muy alto con las de Askuabarra)
  • Rodaballo frito (bueno)
  • Steak tartare (nos gustó pero los hemos probado mejores)
  • Bocadillo de calamares (riquísimo, en pan con tinta de calamar)
  • Arroz meloso de pato y gorgonzola (muyo original y bueno)
  • Minicornetes y trufas de chocolate (con presentación original pero sabor más normal)
El precio ronda los 35-40€ por persona con vino y postre.



EL VEREDICTO DE MAD QUEENS 6,5/10: Nuestra impresión de Los Maniquís es contradictoria, por un lado el servicio, la comida, el local y la música nos gustaron y por otro el poco gancho del ambiente y su localización nos dejaron con dudas a la hora de pensar en repetir. Creemos que el local tiene un millón de posibilidades y deberían explotarlo. Nos quedó pendiente conocer su local nocturno "Bala perdida Club", que quizá con este corte ochentero que tanto nos gusta ofrezca un punto más para visitarlo de nuevo. También es un espacio a tener en cuenta el Sky Bar de la azotea.


LOS CHICOS, LAS CHICAS Y LOS MANIQUÍS
C/ Atocha, 49 (Atocha / Centro)
28012 Madrid




Fotos: Los Maniquís y Mad Queens